Puro de Corazón

La vida puede ser difícil y difícil de atravesar, pero a través de Cristo, podemos hacer todas las cosas. ¿Tienes miedo de decepcionar a la gente? El miedo es poderoso y cuando dejas que te abrume, es difícil ver otra cosa que no sea el miedo. Pero nuestro Dios es soberano y es Rey y Dios te ve y te conoce justo donde estás. «Cuando tengo miedo, pongo mi confianza en ti.»Salmo 56: 3. En nuestra sociedad, muchas personas sufren de ansiedad y preocupación y esto puede convertirse en horas al final de revivir cierta conversación que tuvo con alguien o desear que hiciera algo diferente. Cada uno de nosotros somos seres humanos imperfectos que se esfuerzan por ser mejores y hacerlo mejor en la vida. Dios te ama por quien eres en este momento, sin importar cuál sea nuestra situación. Él está tan enamorado de ti que murió en la cruz para que cada uno de nosotros pueda tener vida eterna. Este amor incondicional está impreso en nuestros corazones.

¿Cómo se puede superar el miedo de dejar a otras personas?

En primer lugar, debemos depender de la palabra de Dios para ayudarnos durante el día. Debemos aferrarnos a la palabra de Dios, ya que es nuestra guía de supervivencia en nuestras vidas. Prepara tu corazón por la mañana, lee las buenas nuevas de Dios, y permítele fijar tu día. El rosario es a menudo una oración subestimada y una de las devociones más poderosas que tenemos en la iglesia católica. Rezar un rosario diario realmente ayuda a calmar tus miedos, dejando todo en las manos de la Virgen.

«la Paz es lo que os dejo, es mi propia paz que os doy. No lo doy como lo hace el mundo. No se preocupe ni se moleste; no tenga miedo.»John 14:27

Usa tus dones

Dios nos dio dones para glorificarlo. Dios es ilimitado, lo que él puede hacer cuando lo estás escuchando es increíble. Muchas veces podemos parecer que tenemos razón todo el tiempo y esto puede traer orgullo. Lo que representamos es importante y tener esas conversaciones con amigos que no piensan lo mismo que tú, es importante. Pero, cuando nos aferramos demasiado a lo que tenemos razón, esto puede llevarnos solos, aislados y no llegar a otros. Encontrar ese equilibrio al hablar con amigos y familiares sobre ciertos temas de una manera amorosa es un desafío, pero realmente importante. Dios quiere que seas Su luz en el mundo.

Rendirse a la voluntad de Dios y el Perdón

Rendirse a la voluntad de Dios en su vida y el perdón no es fácil. Debemos recordar que Dios perdonó primero. Como católicos, debemos perdonar a los demás y dejar que Dios haga el resto. No te agobies con resentimiento, debemos rendirnos completamente a Dios y en esta entrega, él puede hacer cosas maravillosas a través de nosotros. Así que si estás luchando con el miedo de decepcionar a otras personas, deja ese miedo al pie de la cruz y ora por ello. Dios quiere que tengas paz en tu corazón y quiere que seas libre, todo lo que pide es que tengas un corazón abierto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.